tl;dr

Con 170 kilos es reina de belleza del Miss Amazing

Vistas

Anna Hankins participó del concurso de belleza Miss Amazing, certamen para mujeres y niñas con discapacidades, en Mississippi. La adolescente obtuvo la corona que le acredita a ser reina de belleza, el momento en que tuvo que hablar para agradecer su logro contó parte de su vida con el síndrome Prader-Willi.

El síndrome Prader-Willi es un fallo en la expresión de genes del cromosoma 15, una alteración genética en la que 1 de cada 10.000 niños y 1 de cada 30.000 niñas nace con esta complicación. Anna Hankins es una de las afectadas con esta enfermedad que tiene consecuencias sobre el peso, desarrollo físico y mental de la persona.

Los doctores suizos Andrea Prader, Alexis Labhart y Heinrich Willi, fueron quienes descubrieron esta alteración genética en 1956. Observaron pacientes que presentaban obesidad, hipogonadismo, alteraciones de aprendizaje y discapacidad intelectual. Este síndrome afecta al control del apetito debido a la alteración que produce en el funcionamiento del hipotálamo.

Anna fue diagnosticada con el síndrome Prader-Willi a los dos años de edad. Su madre, Jennifer, dijo que una de las primeras oraciones que pronunció fue; “Tengo hambre”. También asegura que fue complicado controlar este problema, tuvo que cerrar su refrigerador porque su hija iba constantemente a éste. Sin duda, el haber ganado el concurso de belleza ayuda con la autoestima de Anna, siempre la gente se sorprende por su tamaño y los niños la llaman gorda, afirmó.

“Me gusta cantar, el maquillaje y la peluquería”, fue lo que dijo Anna cuando se le presentó la oportunidad de hablar en el concurso, respecto a su enfermedad dijo que siempre tiene hambre lo cual muchas veces es difícil de tratar.

Anna Hankins es un adolescente que resulta inspiradora, a pesar de su enfermedad ha podido hacer llevadera su vida evitando caer la tristeza que podría generarle el padecer este síndrome, de hecho, ya son 3 veces que participa en este concurso y gana.